viernes, 10 de junio de 2011

Pollo agridulce con Tagliatelle.

Esta receta que os pongo hoy ya la tengo en el blog pollo agridulce de la tía María, pero cómo era de las primeras recetas que hacía (las fotos para mi gusto dejaban mucho que desear, tampoco es que ahora sea una experta pero a mi al menos me gustan mas ¿que opináis?), hoy lo he vuelto a hacer para comer ya que a todos nos gusta mucho y he pensado volverlo a poner con unas fotos que creo me han quedado más apetecibles, ya que es una receta muy rica y no llamaba la atención en el otro post.
Esta vez le he cambiado el nombre ya que el otro día compré de Lidl estos tagliatelle (yo siempre les he llamado nidos de pasta pero cómo en la caja ponía esto pues he pensado que quedaba más "fisno")

INGREDIENTES:
-4 muslos y contramuslos de pollo a trozos y sin piel (antes lo hacía con medio pollo pero estaba más seco sobre todo la pechuga).
-Aceite de oliva virgen.
-1 vaso de azúcar blanca (sí, no me he equivocado se pone un vaso de los de nocilla).
-Un poco más de medio vaso de vinagre de vino blanco.
-Una cebolla grande o dos si son medianas.
-Unos pimientos italianos (son esos verdes larguitos y finos).

PREPARACIÓN:
Poner en una cacerola aceite y freír los trocitos de pollo hasta que estén doraditos, retirar y en el mismo aceite freímos la cebolla bien picadita (yo la pico con el accesorio picador que trae la batidora), la cebolla la freímos a fuego suave hasta que esté blandita, añadimos el vaso de azúcar y movemos un poco, añadimos el vinagre y removemos todo bien, le añadimos también medio vaso de agua y los trocitos de pollo que teníamos reservados, tapamos y dejamos cocer una media hora aproximadamente o hasta que veamos que el pollo esté blandito (yo esto lo he preparado a primera hora de la mañana antes de irme a trabajar y a veces lo he dejado hecho por la noche).
En otra cacerola ponemos agua a hervir con un poco de margarina y sal, cuando empiece a hervir añadimos los tagliatelle y cocemos hasta que esté lista la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante, cuando esté lista la pasta la ponemos a escurrir y refrescamos con agua fría para que no se pegue la pasta.
En una sartén ponemos aceite de oliva y freímos los pimientos enteros a los que le habremos cortado el tallo y retirado las semillas, yo los pongo con el fuego suave y tapados para que se cuezan por todo, bueno y también para que no me "escupan" los pimientos que son muy traicioneros, cuando estén listos retiramos y ponemos encima de papel de cocina para que no queden aceitosos.
En el mismo aceite que hemos sofrito los pimientos ponemos la pasta y le damos unas vueltas en la sartén para que coja el sabor de los pimientos y porque así frita está muy rica.
Bon profit!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...