jueves, 1 de noviembre de 2012

Angulas de pobre con gambas.


Hoy nuestra hija Ana nos ha querido sorprender preparando ella el aperitivo y claro, pues todo para ella, no es normal que decida ayudarme en la cocina así que es todo un extra además buenísimo.

Estas angulas (sin las gambas) las comíamos hace muchos años en un bar de Sax que se llamaba el torero y desde entonces las adoptamos en casa, algunas veces las preparo sin las gambas pero con ellas están más ricas aunque ya no sean "tan de pobre"


Hasta las fotos finales las ha hecho Ana, las del paso a paso si que se las hice yo ya que ella estaba con las manos en la masa.



INGREDIENTES:
Para una cazuela grande.

-8 Bocas de mar (tienen que ser de las redondas que se deshacen muy bien, yo las compro del Super Cantó de mi pueblo)

-Unas cuantas gambas congeladas de las grandes que no encogen (también del super de Juli)

-2 ó 3 guindillas.

-4 ó 5 dientes de ajo.

-Aceite de oliva virgen extra.


PREPARACION:

Descongelamos las bocas de mar y las gambas a temperatura ambiente.
Es conveniente dejar las angulas preparadas un buen rato antes macerando con el aceite y guindillas.
Con un poco de paciencia vamos separando tiras de las bocas de mar (en estas redondas que venden a granel salen muy bien) y las vamos poniendo en una cazuela de barro, añadimos las gambas, los ajos pelados y a láminas, las guindillas y regamos con aceite de oliva, dejamos así macerando hasta unos minutos antes de comer.
Casi cuando esté la mesa puesta ponemos la cazuela al fuego y vamos moviendo un poco para que no se peguen "las angulas", sacamos cuando veamos que las gambas estén listas y las angulas un poco tostaditas.

A nosotros nos gusta ponerlas encima de rodajas de pan pero eso ya es a gusto del comensal.

Ah se me olvidaba, si no queréis llevar un disgusto retirar las guindillas antes de servir al menos si van a comer niños.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...