sábado, 22 de marzo de 2014

Tarta de chocolate y oreo. (sin horno).

 Hoy hace 46 años que nací, casi nada, mi hija Ana dice que soy vieja, yo no me veo tan mayor cómo ella dice pero claro; yo creo que nos cuesta asimilar el paso del tiempo, aunque lo importante para mí es cumplir años.


 No pensaba preparar nada, pero he llegado esta mañana de la pelu y he pensado que necesitaba chocolate en vena y dicho y hecho en un momento tarta lista, es una bomba de chocolate, rica pero con un trocito pequeño es suficiente.
La receta la he visto últimamente por muchos sitios pero yo soy fiel a la primera que la ví que fué a Sandra de La Receta de la felicidad, si quieres ver su receta pincha aquí.


INGREDIENTES:
  Para la base:
-300 grs. de galletas  tipo oreo.

-100 g mantequilla derretida.
Para la crema de chocolate:
-300 ml. de nata para montar (35% MG)
-300 grs. de chocolate negro de tableta a trozos.
-70 grs. de mantequilla.
Para decorar:
Galletas oreo normales partidas o mini, las mías mini de otra marca.
-1 puñado de chips o gotas de chocolate.

PREPARACIÓN:
Preparamos la base de galleta y mantequilla.
Trituramos las galletas en el accesorio picador de la batidora, thermomix o metemos las galletas en una bolsa, con un rodillo las vamos golpeando hasta triturarlas.
Mezclamos las galletas con la mantequilla derretida, yo he puesto la mantequilla junto con las galletas en la picadora.
Lo ideal es tener un molde tan mono y práctico cómo el de Sandeea que tiene bordes rizados y base desmontable, que yo no tengo, la he hecho en uno de cristal y a la hora de servir se pega un poco, bastante, la base.
Vamos repartiendo la mezcla de galleta y mantequilla en el molde  presionando la mezcla en la base y los laterales (preferiblemente de un molde desmontable, no cómo el mío). Metemos en el congelador mientras que preparamos la crema de relleno.
Ponemos la nata en un cazo y llevamos a ebullición. Cuando hierva, retiramos del fuego (importante apagar el fuego) y añadimos el chocolate troceado y la mantequilla, dejamos reposar unos minutos, y movemos bien con unas varillas manuales hasta obtener una crema lisa,homogénea y brillante.
Vertemos sobre la base que teníamos en el congelador, y decoramos con galletas oreo (o sin marca) y chips de chocolate. 
Dejamos enfriar y llevamos al frigorífico unas horas, aunque yo creo que la he sacado demasiado pronto, igual mejor de un día a otro.
Es una tarta muy fácil pero sólo apta para amantes del chocolate.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...