lunes, 26 de julio de 2010

TARTA HELADA DE AVELLANA

La entrada de hoy se la dedico a mi hija Ana ya que es su santo, aunque ya te lo he dicho : Muchas Felicidades Guapa.

Hace mucho tiempo que tenía esta tarta en mente, desde que se la ví a Alicia Canecositas pero todavía no la había hecho ya que no tengo thermomix y a la hora de triturar ingredientes es mucho mas pesado del modo tradicional, pero por fin esta semana me decidí a hacerla y he de decir que está riquísima, a mi me gusta más cuando la tienes ya un ratito en el plato y está cómo un semifrío.
La comimos ayer en La Nucia que fuimos de fin de semana con amigos, tiene un sabor cómo a turrón muy rico.


Receta de Alicia Canecositas aquí versión thermomix.

INGREDIENTES:
-200 grs. de avellanas tostadas sin sal, no importa que tengan piel.
-200 grs. de caramelo líquido (yo usé un poco menos)
-150grs. de azúcar.
-700 grs. de nata para montar muy fría.
-La piel de un limón, solo la parte amarilla.
-1 sobre de azúcar vainillado de 8grs.
-Coñac, en mi caso puse crema de duque de alba.
-1 paquete de bizcochos de soletilla.

PREPARACION:
Según recomienda Alicia es mejor hacerlo con bizcocho casero, pero yo estaba un poco gandula y utilicé bizcochos de soletilla así es que el paso del bizcocho me lo salto pero os recomiendo que visiteis su blog que tiene la receta de las planchas de bizcocho.
Cuando fuí a hacer el almíbar me di cuenta de que no tenía coñac, miré en el armario de las botellas y ví una de un lote de navidad de crema de duque de alba, la probé y cómo se encotraba en condiciones fué lo que utilice para calarlo rebajado con agua calentita, quedó muy suave ya que a mi el sabor del coñac no me va mucho.
Ahora viene la odisea de triturar sin thermomix, primero trituramos el azucar con el molinillo de café, hasta ahí todo va bien, reservamos en un bol, trituramos las avellanas a tandas también con el molinillo de café y mucha paciencia y vamos vaciando al bol donde tenemos el azúcar molido, cogemos un limón y con la ayuda de un pelapatatas cortamos tiras para que salga solo la piel amarilla y trituramos también en el molinillo de café, vaciamos a la mezcla anterior y mezclamos todo bién, en este momento es en el que dejamos descansar al molinillo de café que ya está bien.
Con una batidora de varillas o robot montamos la nata muy fría con el azúcar vainillado hasta que veamos que está durito, pero sin pasarnos no se nos convierta en mantequilla.
Una vez montada la nata, vaciamos la mezcla que teniamos reservada de las avellanas, azúcar y piel de limón y ponemos también 100 grs. de caramelo líquido y con una espatula mezclamos todo bién con movimientos envolventes.
Yo en este momento me dí cuenta de que el molde que tenía era muy pequeño para la cantidad de masa que me había salido por lo que utilicé dos, uno de silicona y otro metalico, el metalico lo forré con film transparente y puse los bizcochos en la base, los calé con la mezcla de crema de coñac y agua y cubrí con la masa de avellana, el de silicona no le puse film, puse igual bajo los bizcochos los calé y cubrí de masa, a los dos por encima puse una capa de bizcochos y los calé tambien y ya está directamente al congelador hasta un poco antes de servír que desmoldaremos y adornaremos con caramelo líquido, al estar congelado desmolda muy bién.


Aquí una foto de los dos moldes listos para meter al congelador:


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...