martes, 14 de noviembre de 2017

Tarta 18 años para Ana.

 Hoy cumple Ana 18 años, casi nada, parece que fué ayer cuando nació y ya es toda una mujer.
El viernes sus amig@s le organizaron una fiesta sorpresa y yo me encargue de preparar la tarta (a ratos y con mentiras para que no se enterase) y el resto de comida y bebida.
 Esta foto me la pasó su prima Alba que junto con Miguel también formaban parte de la sorpresa ya que no los esperaba.
Quiero dar las gracias a su amiga Ana Ortolá por tanta implicación, a Angel y cómo no a Rubén y sus padres, sin ellos no hubiese sido posible esta sorpresa.
Gracias a tod@s los que estuvieron allí.
 La receta del bizcocho y relleno la copié a Cristina del blog Kanela y Limón, esta receta me la recomendó mi amiga Amparo.
INGREDIENTES:
Ingredientes para el bizcocho de chocolate:
-285 grs. harina de repostería.
-470 grs. de azúcar común.
-90 grs. de cacao puro en polvo sin azúcar.
-12 grs. de bicarbonato de sodio.
-10 grs. de levadura química o impulsor.
-8 grs. de sal (sí, yo también creí que era mucho, pero no)
-300 ml. de buttermilk
-180 ml. de café
-160 ml de aceite de girasol u oliva suave (ninguno de los dos da sabor)
-3 huevos M a temperatura ambiente
Una cucharadita de vainilla en pasta o esencia o el interior de una vaina (lo que tengáis)

Ingredientes para la ganache:
-400 grs. de chocolate negro para fundir
-400 ml. de nata 35% MG
-Una pizca de sal

Ingredientes para la cobertura:
-500 ml. nata para montar, la mia Krona.
-75 grs. azúcar glass.
-Un poco de ganache ya preparada.

Para decorar:
-chocolate de cobertura derretido al microondas.
Mini oreo, filipinos, huevo kinder, barritas kinder, palitos de chocolate, galletitas, bolitas de chocolate de diversos tamaños, Twix.......todo lo que pilleis.

PREPARACIÓN:
Si no disponéis de buttermilk, lo podéis preparar vosotros mismos. En un vaso medidor ponemos 20 ml. de zumo de limón. Rellenamos con leche hasta obtener los 300 ml. necesarios para esta receta. Removemos y dejamos reposar 10 minutos. Ya tenemos listo nuestro propio buttermilk.

Para preparar el bizcocho, empezamos por precalentar el horno a 160ºC (con aire) 180ºC (sin aire)
Engrasamos los moldes, yo utilicé dos, uno de 20 y otro de 22, no tenía dos iguales, cosas del directo, pero al decorar ni se notó y los forramos con papel vegetal en su base y laterales. Engrasamos también el papel.
Unimos y mezclamos los ingredientes secos (la harina, el cacao, el azúcar, el bicarbonato, la levadura y la sal) en un recipiente aparte ponemos los líquidos y los mezclamos (los huevos batidos, el buttermilk, el café, el aceite y la vainilla) Ahora sí, unimos todos los ingredientes, mezclando sin batir, y repartimos la masa en los moldes. 
Introducimos al horno hasta que estén cocidos, unos 40 minutos aproximadamente. Comprobaremos la cocción introduciendo un palo de brocheta en el centro de cada bizcocho, si sale limpio están listos. Los dejamos reposar 15 minutos y los desmoldamos sobre una rejilla dándoles la vuelta, de modo que la base nos quede hacia arriba. Dejamos enfriar por completo.

Mientras los bizcochos enfrían, preparamos la ganache. En un recipiente amplio, ponemos el chocolate troceado y reservamos. Llevamos un cazo al fuego con la nata y la pizca de sal hasta que alcance ebullición, retiramos del calor y vertemos sobre el chocolate reservado. Dejamos reposar 2 minutos y batimos con ayuda de un batidor de varillas manual hasta que todo el chocolate se funda y obtengamos una mezcla homogénea. Dejamos enfriar y lo reservamos en el frigorífico 1 o 2 horas hasta obtener la textura deseada para rellenar, si quieres también lo puedes montar.
Por la noche me fui de casa jeje, para que Ana no se enterase le dije que tenía curso y me fui a casa de mi hermano y allí preparé la tarta, partí los bizcochos y los rellené con el ganaché que cómo lo había tenido en la nevera estaba durísimo, mi hermano Luís mientras montó la nata con un poco de ganaché para que no fuese tan blanca la cobertura y por dentro también le puse una capa de cobertura, cubrí por fuera cómo pude, no me aclaro bien para dejar bien lisa la tarta, decoré los bordes con chocolate derretido y por encima fuí poniendo todo lo que tenía escondido por casa para que no lo viese Ana.
El viérnes a mediodía me traje la tarta a casa ya que Ana no estaba, la veía que le faltaba algo y recurrí a mi amiga Patricia, ella me dijo que le faltaba un toque de color, que le pusiese el nombre en color rojo, yo no tenía cortadores ni gracia para el fondant, pero Patri enseguida me dijo por wattshap cómo podía hacerlo y a toda prisa hice el nombre que puso el punto de color a la tarta, gracias guapa por estar siempre que te doy el silvidito, aunque luego me taparon el nombre con las velas 😂😂😂😂.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...