viernes, 13 de enero de 2017

Roscón de Reyes de aceite de oliva, amasado en panificadora.

 Pues sí, ya se que han pasado ya las fiestas, que ya no tocan dulces, sino operación bikini, aunque cómo dicen por aquí: de La Purísimas a San Antón fiestas són, pero es que este año probé a hacer esta receta de roscones para Reyes y me gustó tanto que hoy la he repetido para hacer el paso a paso en fotos y tenerla bien recopiladita en el blog para el año que viene poder repetir.
 A diferencia de otras recetas que he probado esta queda blandita, tierna y así varios días, de verdad que es muy recomendable.
 La receta es de mi amiga de facebook Amparo González, una artista con las masas, gracias a sus consejos voy animándome con las masas con levados, que la verdad siempre me han parecido muy pesadas de hacer.
 Esta foto es de uno de los roscones que preparé para Reyes relleno de nata:
 INGREDIENTES:

-465 gramos de harina de fuerza,la mía gallo de fuerza según recomienda Amparo, podríais utilizar hasta 20 gramos más.
- 100 gramos de agua templada.
- 100 gramos de aceite de oliva suave, yo virgen extra.
- 25 gramos de Levadura fresca.
- 2 huevos M.
- 135 gramos de azúcar.
- 25 gramos de agua de azahar.
 25 gramos de ron negrita.
 -15 gramos de miel.
- Ralladura de una naranja.
- Ralladura de un limón.
- una pizca de sal.
 Para adornarlo: Frutas confitadas, yo cerezas confitadas, azúcar gruesa, crocanti de avellanas, Azúcar con unas gotas de agua.

 PREPARACIÓN:

Esta masa es muy pero que muy pegajosa, por eso es muy importante amasar y reposar varias veces hasta que se vuelve más manejable, al principio no se puede ni tocar.

Yo he amasado en panificadora pero podéis seguir los pasos amasando con robot de cocina, thermomix o a mano.

Se pone en la cubeta de la panificadora primero los ingredientes líquidos: los huevos, la levadura disuelta en el agua templada, la miel, el agua de azahar, el ron, aceite de oliva, azúcar, la ralladura de naranja, la ralladura de limón, los 465 grs. de harina de fuerza y la sal, programamos el programa que amasa, en mi panificadora el 7, (solo hay que amasar, no levar en la panificadora), cuando ha amasado los 15 minutos dejamos reposar 10 minutos y volvemos a programar amasado, así hasta 4 veces amasando, reposando, amasando, reposando, amasando, reposando y amasando, así damos tiempo para que el gluten de la harina se vaya desarrollando, empece a amasar a las 10:30 de la noche y terminé a las 12:15, la masa poco a poco se va haciendo más manejable, brillante y poco pegagosa, el tiempo de amasado tal y cómo indica Amparo, es orientativo, pues depende de la marca de harina que utilicemos de fuerza, quizás con una marca en tres amasados este lista, y con otra, necesitemos 5 amasados, la masa estará, cuando ya no se nos pegue casi a las manos, las masas, la gran mayoría, suelen ser pegajosas al principio, pero conforme vamos amasando, se vuelven manejables, para saber si nuestra masa esta bien, podemos hacer la prueba de la membrana, cogemos un trocito de masa, y la estiramos, si se hace transparente y no se rompe, la tenemos lista, se saca de la panificadora, se pone en la encimera aceitado, y la amasamos unos segundos a mano, hacemos una bola, se pone en un bol aceitado, se tapa con film y se deja reposar, hasta que doble su volumen, yo la he dejado toda la noche en la cocina que está fresquita.
  Por la mañana la masa había levado bastante, se vuelca en la encimera aceitada, y se amasa unos segundos, se divide la masa en dos, si queremos dos roscones medianitos, y sino, pues uno grandote,  desde el centro, vamos haciendo el agujero, para darle la forma a nuestro roscón, una vez hecho este paso, se ponen en unas bandejas con papel de hornear, se les puedes poner en el centro para que no se nos cierre el agujero, aros de emplatar o papel de plata aceitado, yo no se lo pongo, se tapan, y se dejan levar hasta que casi doblen su volumen, yo los he dejado en el horno frío y apagado hasta el mediodía que he vuelto de trabajar, una vez estén, se pincelan con huevo batido, y se adorna al gusto, en casa no les gusta la fruta confitada y solo pongo cerezas, almendras o avellanas y azúcar a la que le hemos puesto unas gotas de agua, y se llevan al horno que ya tenemos precalentado, a 175 grados calor arriba, abajo sin aire, muy importante para que queden tiernos, 25 o 30 minutos aproximadamente, si ves que se dora mucho lo puedes tapar con un papel albal y listos. 
Si queremos rellenar una vez estén fríos cortamos y rellenamos al gusto, pero la verdad es que así sin nada están de vicio.

Espero que os sirva el paso a paso en fotos, igual es una tontería pero así creo que se entiende mejor.

1 comentario:

  1. Te han quedado espectaculares con el aceite de oliva, los probaré que se ven increibles. Un besazo.

    ResponderEliminar

Por favor deja un comentario, así sabré que has estado aquí, si tienes alguna duda te responderé lo antes posible.
Por falta de tiempo y porque para mí cada uno de los blogs que visito tiene algo especial me sería muy dificil decidir a quien darle un premio, por eso siento mucho no participar en cadenas de premios, memes, pero te agradezco de corazón que hayas pensado en mi.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...